Home

En un lugar de esta charca de cuyo nombre no puedo olvidarme habita un pez famoso por su habilidad con la pluma. David Argüelles nos acompaña puntualmente en los microrrelatos de cada mes y en alguna ocasión nos honra con su presencia y nos regala algo nuevo. Esta vez las olas le llevaron al desierto y allí se dejó llevar por otras olas, las de Turab: Arena. Al Sáhara David fue, vio y escribió.
Su cuaderno de notas se convirtió en el espejo de todo aquello que vio en su estancia en el Sáhara Occidental y ese reflejo, intacto, es su nueva publicación: Turab, hecha en colaboración con José Chávez (ilustrador).
En la lectura David nos contó que había decidido dejar las notas tal cual las tomó en el desierto, sin retocarlas a la vuelta de su viaje, para que fueran transmisoras fieles de aquello que vivió. Uno de los asistentes le preguntó si consideraba que escribir era la manera de dar más veracidad a las vivencias personales y David nos dijo que él es hombre parco en palabras y quería contar esta experiencia que tan intensa huella le ha dejado, por ello se sirvió de esta otra vía, la escritura, donde él se expresa con mayor comodidad.
El libro está lleno de nombres propios, gestos más que historias y lo tenéis en La Leona de Sebas. Su coste (5 Euros) se destina íntegramente a la escuela de cine de Tinduf.

Podéis ver el vídeo que grabaron de la lectura Silencio se lee si pincháis aquí.

Anuncios

Un pensamiento en “Crónica: Turab, de David Argüelles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s